MADRILEÑA

by EL HIJO

/
1.
Siempre ella 03:24
Como un mago escapista de hipnótico poder Convertiste en un arte más lo de desaparecer Qué inútil fue buscarte. Qué inútil correr tras de ti. Encontraste la fórmula de la invisibilidad Te exiliaste al continente de su ausencia Qué inútil fue buscarte. Qué inteligente salir de allí. Y ahora a todas partes va Por las calles de tu amor Ahora ella suele estar En la cuesta abajo de tu amor. En la noche africana, un fantasma sin piel En la pista escandinava, un disfraz de palidez Qué inútil fue buscarte. Qué inútil correr tras de ti. Como un mago escapista Ella siempre está ahí. Qué inútil fue buscarte Qué inteligente salir de allí. Ahora ella siempre va a los cines de tu amor Su mirada te ilumina En la blanca pantalla de tu amor. Ahora ella siempre va A las playas de tu amor Ella siempre está esperando Al final del verano de tu amor.
2.
La palmera 03:17
Soy la palmera perdida En medio del huracán Que sopla cuando me miras Sin mirar. El más absurdo derroche De toda la ley natural Una catarata de hormigas Eso yo soy. Mil hojas caen En un vértigo rugidor Que asola todo a su paso Y sin control Va volviéndose rápido Y tan feroz Como el ruido que estalla Cuando el sol Choca con tu mirada Aquí en el suelo. Afiladas, las hojas Beben del agua del mar Celeste de tu mirada, Herida llena de sal. Soy la palmera caída Tras el terrible huracán Que sopla cuando me miras Sin mirarme.
3.
A Belén 04:23
Chica de la Cava Alta ¿Donde estás? Tengo que encontrarte pronto Hay que marchar. He encontrado un caminito Cerca de un río de plata Hay un cañón que dispara La nieve más blanca Su brillo artificial ilumina el portal Los santos lo dejan Esta Navidad. Chica de la Cava Alta ¿Donde estás?... El músico búlgaro saca Musgo de su acordeón Para alfombrar el camino Y que aprenda las notas Que tocan en sus montañas para conquistar A las muchachas Por Navidad. Chica de la Cava Alta ¿Donde estás?... Sopla el serrín de tus labios Aparta esa absurda nariz Ya se cegó tu camello Con copas de anís Sólo yo sabré guiarte hasta el pueblo más blanco Siguiendo la estrella De Navidad. Chica de la Cava Alta ¿Donde estás?... Tus ojos de flor de pascua Me han convertido en pastor Pelliza de supermercado, Morral de licor El viejo río da al mar Pero el mar no se llena Nunca, nunca, nunca, nunca En Navidad.
4.
Los naranjos 04:57
Ya no sé si estás Aquí o más allá, Si eres un fantasma. La nube que ahora hay en la habitación Sabe algo extraña. Girando en el casette Tu voz suena muy bien. No deja de caer Cae y cae Marcando el tiempo. Y entonces una imagen Sobrevuela mi cabeza. Como si fuera un pájaro Da vueltas y más vueltas. Ya no sé si estoy Aquí o más allá Donde tú te encuentras. Llega un eco azul desde las ruinas De algún planeta. Tu voz en el casette No deja de caer Como una lluvia cruel Cae y cae Marcando el tiempo. Y esa imagen se posa Eres tú en los naranjos Justo cuando en tu pelo Se reflejan los caballos. Tu voz en el casette No deja de caer Como una lluvia cruel Cae y cae Y marca el tiempo. Vuelve como las olas, Eres tú en los naranjos Justo cuando en tu pelo Se reflejan los caballos Dorados por el sol Dorados por el sol…
5.
Miras la lluvia caer Miras cualquier cosa después Susurras que la vida es dulce Y agria a la vez. Luego murmuras conjuros Con palabras inventadas por ti Te pareces a una esfinge De los tiempos del diluvio. Y hay algo en tu mirada Una llama triste y gris, Que aparece frente a ti Y procede de una estrella Extinguida a años luz de aquí. Lavas con cerveza tus pies Tiras tu comida a los peces Mientras juras que el camino Se recorre al menos cuatro veces. Hablas de un armario escondido Con vestidos que sólo tú ves Y aseguras que el tiempo Cobra sus impuestos cada mes. Y hay algo en tu mirada Un Mar Rojo que es de vidrio Y que separas para mí Con un juego de palabras Y acertijos de perfil. Y hay algo en tu mirada Una llama triste y gris Que aparece frente a ti Y procede de una estrella Extinguida a años luz de aquí.
6.
Quizá tú seas la llama Y yo solamente sea el carbón Igual que el de la mina Sólo un estrato en formación La veta atrapada en su prisión. Quizá tú seas la llama Y yo solamente sea el carbón Almacenado en sacos Junto a la estufa de un ladrón La gran chimenea de un señor. Pues si te alejas yo estoy negro Me deja helado tu silencio Sin el lenguaje que tú hablas Ya no cocino ni caliento. Quizá tú seas la nube Y yo solamente sea el vapor Que sigue evaporando Con el soleado anticiclón El soleado anticiclón. Quizá tú seas la nube Y yo solamente sea el vapor Perdido por el cielo Fuera de las rutas de aviación Sin coordenadas de aviación. Si no te encuentro me disperso Y en el pantano hay esqueletos La estación seca se hace eterna Son necesarias las tormentas. Quizá tú seas la llama Y yo solamente sea el carbón Y yo solamente sea el carbón. Quizá tú seas la nube Y yo solamente sea el vapor Y yo solamente sea el vapor.
7.
Clara dice que está bien Que a ella le vale Con llevar hasta buen puerto Sus pequeños desastres Pero siempre está tan sola Y ese temblor en su boca. Jose gasta su dinero En lo que la ciudad le ofrece Quiere lucir y brillar Ser un diamante demente Cada día nace el rock En sus ojos de nieve. Qué extraño estar precisamente así Cuando todo es como hielo: Quebradizo y transparente. Fácil es ver que Javier Habita un mundo aparte Incluso en el tanatorio No dejaba de burlarse Lleva meses sin trabajo Duerme en casa de sus padres. Todos se fijan en Eva Y ella busca el amor perfecto A veces cree encontrarlo Al mirarse en los espejos Habla tan, tan lento Su voz flota tan lejos. Qué extraño estar precisamente así, etc. A David le gusta hablar De toda clase de accidentes Y su casa es un museo Dedicado a la muerte Cree tener un coágulo Y que eso le trae suerte. Ahora Ana cree en Dios Y se ha vuelto una mística Las voces de su interior Le repiten la misa Viste como pordiosera Es verdad que ama a cualquiera. Qué extraño estar precisamente así, etc.
8.
Declina la tarde norteamericana Las luces del gran centro comercial Se encienden ahora en su baile ordinario En el aire hay olor a poliespán. La canción del verano, grave y con eco Resuena en el hilo musical En algunos rincones hay crujidos de velcro Reflejos de un reflejo en plexiglás. Declina la tarde norteamericana Desierto está el centro comercial En cada franquicia las puertas abiertas Hay precios de oferta en el spa. Una extraña niebla muy negra de humo Con la forma de un ciempiés virtual Sale de alguno de los cines oscuros Y se aleja flotando a voluntad. Hay juegos de agua cada diez minutos En los surtidores de la plaza central Todo es girar, girar, girar, girar, girar Todo es girar, girar, girar, girar, girar Todo es girar Sin parar, sin parar, sin parar, sin parar. Se hace de noche en el bosque de pinos Que hay junto al centro comercial La luna aplasta los verdes y amarillos Los envuelve en un tono fantasmal. Hay cuerpos tendidos sobre el suelo de tierra Componen un enorme bodegón Hay brillos de sangre sobre trazos de hierba Igual que las monedas de dos. Hay juegos de agua cada diez minutos En los surtidores de la plaza central Todo es girar, girar, girar, girar, girar Todo es girar, girar, girar, girar, girar Todo es girar, girar, girar, girar, girar Todo es girar, girar, girar Sin parar, sin parar, sin parar, sin parar…
9.
Si yo no escribo esta balada para ti Si yo no escribo esta balada para ti Quizá sea el fin Podría morir Volverme loco Quedar senil Podría incendiarme Como un rubí Palidecer Oír delfines. Si ahora no canto esta balada para ti Si ahora no canto esta balada para ti Mosquito tigre que no Deja dormir Que ya ha empezado Y he de seguir Hechicería Talla infantil Que esta balada No es baladí. Y si no acabo esta balada para ti Si no termino esta balada para ti El cielo azul Se vuelve gris No habrá descanso En veinte abriles Me llevarán Guardias civiles Es suficiente Le pongo fin.
10.
Toda la noche nevando Nieve como las estrellas Toda la noche nevando Nieve como las estrellas Nieve igualita que estrellas Los puertos fueron cerrándose Se cerró la carretera Mi coche quedó parado Donde tus tierras morenas Donde tus tierras morenas. Al llegar la luz del día Brillaba como perlas Al llegar la luz del día Brillaba como perlas Tus brillos eran de perla. Mas la lumbre ya no alumbraba Ni quedaba ya madera Los carbones consumidos Y la sombra de tu hoguera. Ah, qué frío pasa el invierno Sin su refugio de perlas Ah, qué frío pasa el invierno Ni el moreno de su hoguera. Llevo serruchos y sierras Mi vaso siempre da sed No hallo posada ni lumbre La nieve se ha vuelto hiel El hielo. Toda la noche nevando El frío de las estrellas Toda la noche nevando El frío de las estrellas Frío igualito que estrellas.

about

Segundo álbum de El Hijo, proyecto de canciones de Abel Hernández / Second album by El Hijo, a song project by Abel Hernández

credits

released April 27, 2010

Grabación, mixes, producción: Raül Refree.
Mastering: Alex Psaroudakis.


Ilustraciones: Luis Demano, Pauline Fondevila, Miki Leal, Raquel Manchado, Fernando Gutierrez, Arturo Prins, Joaquin Secall, Félix Curto, Chechu Álava, Raúl Díaz-Reyes.

Portada y diseño: Fran Mohíno.

Canciones escritas por Abel Hernández.

license

all rights reserved

tags

about

EL HIJO Madrid, Spain

Proyecto de Abel Hernández (ex Migala, Emak Bakia). Entre 2005-2010 experimenta con la canción de autor, lo acústico y producción próxima a la psicodelia menos obvia de los 60-70 y el pop inquieto de los 00. Tras una transición de acento rock (Soltero Negro, Los movimientos), desde 2013 trabaja con las posibilidades rítmicas y procesamientos del pop en los límites y la electrónica contemporáneos. ... more

contact / help

Contact EL HIJO

Streaming and
Download help

Report this album or account

If you like EL HIJO, you may also like: